La tecnología está entrando al área de servicios financieros, con lo que hemos visto una explosión en la oferta de las denominadas Fintech.

Entre los resultados de esta unión, se han creado servicios y plataformas cuyo objetivo es facilitar el manejo de las finanzas en nuestra vida cotidiana y sacarlas de ese halo de especialización que tenían antes.

A medida que estas plataformas y sus servicios se vuelven más populares, vemos también una explosión en las tendencias que moldearán cómo las empresas manejan sus finanzas, de una manera más práctica, sencilla y sin necesidad de grandes conocimientos sobre el tema.

1. Plataformas de pagos online

El pago y la transferencia son la gasolina de la transacción, y ésta a su vez, lo es del comercio.

Por ello, la posibilidad de facilitar un sistema de pagos electrónicos (independientemente del banco desde se realice el envío) es una de las grandes tendencias por venir. Las Fintech aquí están aprovechando las limitaciones de la banca tradicional (como limitar los horarios en que se hacen las transferencias o requerir un tiempo de espera para realizar otra transacción).

El envío y recepción de pagos a través de internet ya es una situación cotidiana, y aún así, podemos ver plataformas que buscan innovar y disrumpir en esta práctica para ayudar a manejar mejor los negocios, es el caso de nosotros en CuentasOK, que además de ser una plataforma para administrar tus cuentas por cobrar y por pagar por medio de tus CFDI, queremos darte la opción de enviar y recibir pagos de una manera mucho más fácil.

2. Créditos online

Hoy es mucho más sencillo para las personas obtener líneas de microcréditos a través de plataformas de Internet que ofrecen más sencillez a la hora de aplicar por estos préstamos y mejores opciones de pago que las instituciones tradicionales.

Si antes solicitar un trámite en un banco era algo pesado, ahora gracias a las Fintech hay todo un nuevo sector de clientes que antes no tenían acceso a esos servicios.

3. Crowdfunding

Antes nunca habríamos pensado en conseguir financiamiento para nuestra idea gracias a miles de inversionistas que en realidad nunca hemos visto en persona a cambio de ser los primeros usuarios, y no tener control sobre nuestra compañía.

Sin embargo, así es como funciona el crowdfunding, y si tenemos una idea que realmente agrega valor, podemos solicitar a miles de personas como nosotros que nos apoyen con pequeñas cantidades, hasta llegar a la meta que establecimos para echar a andar nuestro proyecto.

En la actualidad varios productos exitosos han visto la luz gracias al crowdfunding, donde las donaciones se intercambian por recompensas que varían en función de la cantidad entregada.

Kickstarter es el modelo más conocido a nivel mundial de esta tendencia, mientras que Fondeadora es el primer crowdfunding en México.

4. Inversiones

Otra de las posibilidades que antaño estaban reservadas para personas con alto nivel de especialización y ahora se abierto a un público más amplio es el de las inversiones.

Gracias a diversas plataformas Fintech, estos productos han dejado de ser esas cadenas de números y siglas ininteligibles para hacerse más accesibles a los usuarios, con base en el objetivo que quieren darle a su inversión.

5. Intercambio de Divisas

Una tendencia más que ha subido en importancia gracias al apoyo de las Fintech es la del intercambio de divisas, tanto entre empresas como entre individuos.

Hay opciones como TransferWise que atiende al sector de individuos o Grupo Financiero Monex, especializado en el servicio entre empresas, que entra en esta lista gracias a la asociación que ha hecho con CuentasOK, de la que adquirió un porcentaje.


Te invitamos a registrarte en CuentasOK para descubrir cómo puede ayudarte a llevar las finanzas de tu negocio de una manera más sencilla y práctica.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Si lo requieres, puedes utilizar estas etiquetas de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>