CuentasOK ayudó a un cliente a detecar

La transparencia que otorga el CFDI entre las transacciones es tan grande que puede incluso ayudarnos a descubrir si estamos siendo víctimas de un fraude.

En CuentasOK ya hemos hablado de la importancia de la fiscalización para el desarrollo económico del país y la transparencia que el CFDI 3.3 de la Factura Electrónica imparte a todos los involucrados en una operación.

Afortunadamente, la visibilidad que otorga CuentasOK a todos los CFDIs, emitidos y recibidos, ya ha podido dar frutos al ayudar a uno de nuestros clientes a detectar que era víctima de un fraude que ponía en riesgo los cimientos de su operación.

El cliente en cuestión es una Casa de Empeño*, y el fraude cometido en su contra consistía haber cancelado un seguro contra robo, que protegía las prendas de los usuarios y al negocio en sí; y robarles el dinero que pagaban por el pago semestral de éste.

Como pueden imaginarse, el contar con un seguro es algo fundamental para una empresa de este tipo, tanto para protegerse contra posibles actos delictivos como para dar certidumbre a sus clientes y público en general; además de cumplir con las regulaciones federales en la materia.

Por ello, fue fundamental e importantísimo que esta empresa se diera cuenta del fraude del que eran víctimas.

Gracias al CFDI 3.3 ya no habrá más de estos engaños

Éste era el Modus Operandi de los defraudadores:

La casa de empeño pagaba el seguro de manera semestral, y el agente encargado de llevar la cuenta se quedaba con el dinero, e inventaba pretextos cuando se le solicitaba la factura y cuando por fin la enviaba, lo que mandaba eran PDF’s fabricados.  

Sin embargo, en el último año, gracias a la entrada en vigor del CFDI 3.3, se vio en la necesidad de también enviar archivos XML. Estos últimos también eran fabricados, sin valor ni información real.

Así, al momento de hacer la sincronización con el SAT en CuentasOK, los administradores de la casa de empeño se dieron cuenta que en nuestra plataforma no aparecían las facturas que el defraudador aseguraba haber emitido.  

Entonces, en la casa de empeño revisaron todo de manera más minuciosa y cargaron manualmente las facturas en CuentasOK, que obviamente, al no tener información real ante el SAT, no validaba dichos XML.

Y la estafa se destapó cuando, al momento de hablar al seguro para conocer el estatus de su póliza, les informaron que ésta llevaba cancelada aproximadamente un año.

Ante las evidencias, la casa de empeño demandó a la que supuestamente era su aseguradora; hoy el proceso sigue y ya está debidamente asegurada y con una póliza en una aseguradora que sí cumple de manera óptima con sus obligaciones, como puede constatar con CuentasOK,

Por este tipo de historias es que en CuentasOK somos unos impulsores de la transparencia y consideramos que la llegada de herramientas como el CFDI 3.3 ayudan tanto a autoridades como a usuarios a protegerse contra estas prácticas y darles mayor certidumbre.

Si las combinamos con una plataforma como CuentasOK, que otorga visibilidad total de nuestras operaciones con base en la validez de nuestros CFDIs emitidos y recibidos ante el SAT, estaremos mucho mejor protegidos ante intentos de este tipo de fraudes.


*Debido a que esta compañía se encuentra en medio de un proceso legal vigente contra sus defraudadores, se ha decidido omitir cualquier detalle que revele la identidad de la empresa.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Si lo requieres, puedes utilizar estas etiquetas de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>